Estimados hermanos y hermanas de nuestra Sacramental y Penitencial Cofradía,

Es un orgullo dirigirme a todos vosotros como Hermano Mayor y miembro de una Junta de Gobierno que se identifica tanto por sus enormes ganas de trabajar como de continuar con la línea marcada a lo largo de estos años, con el claro objetivo por nuestra parte de que la Cofradía alcance las cotas de estabilidad, hermandad, religiosidad y devoción que siempre la caracterizaron. 

Planteamos para ello retomar en la medida de lo posible los ilusionantes proyectos que hicieron de nuestra querida Penitencial un referente de devoción a sus Sagradas Imágenes.

Desde estas líneas me pongo a disposición de cada uno de los hermanos y hermanas porque entiendo que sólo entre todos podemos engrandecer una Cofradía que es tan especial, querida y respetada por todos.

Entendiendo que en el seno de la misma deben imperar dos valores necesarios e imprescindibles: el amor y el respeto.

Tenemos, como todos ya sabéis, un reto muy especial para este próximo año 2019, que es la celebración de nuestro 25 aniversario, aprovecho para pediros vuestra colaboración e implicación en todos los actos que se celebrarán, pues somos “todos” los que debemos estar orgullosos de nuestra Sacramental y Penitencial.

Quiero tener un recuerdo especial para todos mis predecesores sin los cuales la cofradía no sería lo que hoy es, mi agradecimiento y respeto a todos por su enorme aportación.

Antes de terminar me gustaría ensalzar tanto la Naturaleza Penitencial y Sacramental así como nuestra incomparable Sede canónica, elementos que dotan de un carácter tan especial como único nuestra formación Cristiana. Por ellos os animo a todos a contribuir a los distintos  actos que a lo largo del año tiene la Cofradía, en especial a la misa conventual y a las Procesiones del Sábado de Pasión y del Corpus Christi máximos exponentes de nuestras raíces.

Ante la proximidad de la citada Procesión del Corpus os animo a participar en ella, especialmente este año que como sabéis nuestra Cofradía instala uno de los dos altares de su recorrido.

Un afectuoso abrazo en Jesús Sacramentado.

Javier Fernández Llamas, Hermano Mayor